La Escuela Militar de Sistemas Aéreos no Tripulados del Ejército del Aire recibe nuevos UAS Fulmar

Gracias al Fulmar se va a impartir al personal militar el curso de obtención del título de operador de RPAS de Clase I categoría de 15 a 150 Kilos. Todo ello de acuerdo a los nuevos planes de estudios adaptados a la normativa OTAN, que entrarán en vigor el próximo mes de enero

La Escuela Militar de Sistemas Aéreos no Tripulados del Ejército del Aire recibe nuevos UAS Fulmar. Fuente - Ejército del Aire.

 

  • La Escuela Militar de Sistemas Aéreos no Tripulados del Ejército del Aire recibe nuevos UAS Fulmar.
  • El sistema Fulmar ha sido diseñado y producido por la empresa española Wake Engineering, con apoyo de la empresa Thales.
  • Gracias al Fulmar se va a impartir al personal militar el curso de obtención del título de operador de RPAS de Clase I categoría de 15 a 150 Kilos. Todo ello de acuerdo a los nuevos planes de estudios adaptados a la normativa OTAN, que entrarán en vigor el próximo mes de enero.

La pasada semana la Escuela Militar de Sistemas Aéreos no Tripulados del Grupo de Escuelas de Matacán (Escuela Militar de UAS del GRUEMA) recibió un nuevo avión tripulado remotamente (RPAS) denominado Fulmar. El Fulmar se enmarca dentro del proyecto Rapaz de la Dirección General de Armamento y Material.

El sistema Fulmar ha sido diseñado y producido por la empresa española Wake Engineering, con apoyo de la empresa Thales.

Armas Autónomas

El sistema está compuesto por dos aviones tripulados remotamente, cada una de 20 kilos de peso, 3 metros de envergadura y 8 horas de autonomía. También dispone de una estación de control en tierra, con dos puestos, uno para piloto y otro para operador de carga útil.

El Fulmar utiliza un lanzador neumático, que permite graduar la fuerza del lanzamiento según las condiciones del viento en cada momento, y poder configurar la velocidad de salida de la aeronave. Asimismo, dispone de un sistema de recuperación, mediante red de fácil despliegue y montaje, y de un sistema de antenas de seguimiento y comunicación mediante data link.

El futuro del Ejército del Aire

Gracias al Fulmar se va a impartir al personal militar el curso de obtención del título de operador de RPAS de Clase I categoría de 15 a 150 Kilos. Todo ello de acuerdo a los nuevos planes de estudios adaptados a la normativa OTAN, que entrarán en vigor el próximo mes de enero.

Las capacidades de éste sistema suponen una evolución positiva y definitiva para la formación de operadores de RPAS en la Escuela Militar de UAS del GRUEMA y en el ámbito de todas las Fuerzas Armadas.

 

 

Sobre el GRUEMA

Los orígenes de una Base Aérea en Salamanca se remontan a finales de verano de 1936 cuando se habilitaron en la provincia tres campos de vuelo, siendo el primero el situado en la Finca «San Fernando» (llamado también «Campo del Hospicio») terreno ubicado en las proximidades de Aldehuela de la Bóveda, junto a la carretera de Salamanca a Ciudad Rodrigo.

Sin embargo, a pesar de su dilatada trayectoria, es a partir de 1986 cuando comienza la moderna historia del GRUEMA. En el verano de 1986 se produjo una nueva remodelación de Matacán cuando se crearon, por un lado el «Grupo de Enseñanza», que engloba a la Escuela Militar de Transporte y a la Escuela de Tránsito Aéreo y por otro lado, el «Grupo de Adiestramiento». La última estructuración acaecida en el Grupo de Escuelas de Matacán, se ha producido en el año 2012, con la creación de la Escuela de Sistemas Aéreos No Tripulados, creada por Orden Ministerial 18/2012, de fecha 16 marzo e integrada dentro del Grupo de Enseñanza. Estos dos Grupos forman lo que en la actualidad sigue denominándose «Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA)».

El futuro de la Armada Española

Desde 1986 está basado en Matacán el 741 Escuadrón de Fuerzas Aéreas, heredero del 41 Grupo de Fuerzas Aéreas y éste, a su vez, de la antigua Ala de Caza nº 2, de la que conserva el emblema del «Tigre», con el indicativo «Amigo» y el espíritu de unidad de caza. Tiene una dependencia orgánica del Mando Aéreo General y operativa del Mando de Personal a efectos de reentrenamiento de pilotos, y del Mando aéreo de Combate cuando por sus capacidades puedan actuar como unidades de Fuerzas Aéreas Auxiliares.

Ya más recientemente, desde la publicación en marzo de 2012de la Orden Ministerial correspondiente, el Ejército del Aire, autoridad competente en el seno de las Fuerzas Armadas, certifica por primera vez la formación aeronáutica de los operadores militares de aeronaves no tripuladas. La inauguración el 22 de junio de ese mismo año de la Escuela de UAS en la base aérea de Matacán (Salamanca) ha venido a suplir esta carencia. Se trata de un centro docente único y pionero en Europa, cuyo objetivo es impartir la formación aeronáutica especial requerida para operar estos sistemas.

La artillería en España

Desde la formación de los primeros diez operadores del Raven que formaban parte del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA), así como otros diez del PASI del Mando de Artillería de Campaña y del Regimiento de Inteligencia ha pasado ya casi una década en la que se han agregado nuevos títulos a su catálogo formativo y se han abierto los cursos a personal de la Guardia Civil y de empresas civiles, habiendo tomado parte en los cursos técnicos de INDRA, Cassidian o el propio INTA, en donde han podido convalidar su formación.