El PPA Paolo Thaon di Revel comienza sus pruebas de mar

En 2015, Fincantieri recibió un pedido de 7 patrulleros como parte del plan de renovación de la flota de la Marina italiana

El primer patrullero oceánico de la clase Paolo Thaon di Revel ha comenzado sus pruebas de mar.

 

  • El primer patrullero oceánico de la clase Paolo Thaon di Revel ha comenzado sus pruebas de mar.
  • Las pruebas se extenderán durante un periodo de año y medio, hasta que sea entregado a la Marina Militare en mayo de 2021.
  • En 2015, Fincantieri recibió un pedido de 7 patrulleros como parte del plan de renovación de la flota de la Marina italiana.
  • Los PPA están programados para reemplazar las cuatro fragatas de patrulla ligera de la clase Soldati y las ocho corbetas de clase Minerva entre los años 2021 y 2025.

El primer patrullero oceánico de la clase Paolo Thaon di Revel ha comenzado sus pruebas de mar, previas a su entrega a la Marina Militare italiana. Las pruebas se llevarán a cabo en aguas del golfo de La Spezia, y se extenderán durante varios meses y distintos periodos de navegación en los que se comprobará el funcionamiento y se calibrarán los diversos sistemas de a bordo. La entrada en servicio del buque está prevista para mayo de 2021, con lo que todavía resta año y medio para ajustar los equipos y buscar soluciones en caso de que se encuentren defectos, algo que es bastante habitual en los primeros buques de cada serie, como es el caso.

El PPA es parte del plan de renovación de la Armada italiana, aprobado por el Gobierno y el Parlamento y que comenzó en mayo de 2015 con la promulgación de una nueva Ley Naval. Las nuevas embarcaciones, con un diseño multipropósito son totalmente flexibles en su desempeño y, siguiendo la línea de los LCS estadounidenses, pueden embarcar diferentes módulos de misión con capacidad para cumplir múltiples funciones, desde la patrulla marítima o las operaciones SAR hasta las operaciones de Protección Civil y, en su versión más equipada la guerra naval.

Fincantieri y Naval Group lanzan una joint venture como primer paso para una alianza más profunda

Los nuevos PPAs serán también capaces, como es lógico, de operar embarcaciones semirrígidas (RHIB) de hasta 11 metros de eslora a través de sus grúas laterales o de una rampa ubicada a popa.

En 2015, Fincantieri recibió un pedido de 7 patrulleros como parte del plan de renovación de la flota de la Marina italiana. Los PPA están programados para reemplazar las cuatro fragatas de patrulla ligera de la clase Soldati y las ocho corbetas de clase Minerva entre los años 2021 y 2025.

Todas las unidades se construirán en las instalaciones de Riva Trigoso y Muggiano, estando la entrega del primer buque prevista para 2021, mientras que las siguientes entregas se realizarán en 2022, 2023, 2024 (dos unidades), 2025 y 2026 si se logra cumplir la programación.

 

 

La Marina Militare sigue adelante con su plan de reducción y modernización

La Marina Militare italiana ha celebrado recientemente una nueva ceremonia de baja de buques de guerra. Más concretamente, ha decomisionado las corbetas de la clase Maestrale ITS «Euro» e ITS «Aliseo» las cuales han servido bajo pabellón italiano por más de tres décadas hasta su retirada del servicio el pasado 2 de octubre en la base naval de Tarento.

De esta forma, la Marina Militare continúa adelante con sus planes de modernización y reducción de una flota sobredimensionada, que pasan por la retirada del servicio de buena parte de las unidades más antiguas -se habla de una reducción de hasta el 65 por ciento en el número de embarcaciones en servicio durante la próxima década– y su sustitución por buques modernos y polivalentes, capaces de realizar las mismas tareas con tripulaciones y costes más reducidos.

La de estas dos corbetas no es la única baja que se ha producido recientemente en la armada italiana, sino que sigue a la de dos corbetas de la clase Minerva que fueron apartadas del servicio activo hace escasos días en la base naval de Minerva.

La reducción de la flota, en cualquier caso, es parte de un plan de modernización mucho más amplio y pretende, en este caso, la sustitución de estas viejas unidades, con décadas de uso a cuestas, por seis patrulleros oceánicos de la clase Paolo Thaon di Revel.