Israel Shipyards diseñará las nuevas corbetas de la clase Reshef para la Marina de Israel

Los nuevos buques sustituirán a las Sa'ar 4.5, de las que la armada israelí dispone de ocho unidades en servicio desde hace casi tres décadas

Los nuevos buques sustituirán a las Sa'ar 4.5, de las que la armada israelí dispone de ocho unidades en servicio desde hace casi tres décadas. Fuente - Israel Shipyards

 

  • Israel Shipyards diseñará las nuevas corbetas de la clase Reshef para la Marina de Israel
  • Los nuevos buques sustituirán a las Sa’ar 4.5, de las que la armada israelí dispone de ocho unidades en servicio desde hace casi tres décadas.
  • Los buques serán construidos en las instalaciones que la empresa israelí posee en Haifa.

La empresa de construcción naval israelí Israel Shipyards y el gobierno del país han llegado a un acuerdo, por valor de 90 millones de séquels (aproximadamente 25,8 millones de dólares), en virtud del cual la empresa se hará responsable del diseño de las futuras corbetas de la clase Reshef, destinadas a sustituir a las actuales Sa’ar 4.5, la primera de las cuales entró en servicio con la Marina de Israel en 1981 y que deben ser reemplazadas de forma gradual a lo largo de la próxima década.

Los futuros buques, aunque serán de la misma categoría que sus predecesores, estarán desde su concepción adaptados a los nuevos escenarios y amenazas, siempre cambiantes y que, en el caso de Israel son, si cabe, más inmediatas, por operar constantemente al alcance tanto de los cohetes, como de los ataques con drones o sabotajes enemigos. No obstante, serán buques relativamente sencillos, al menos en comparación con las tres corbetas de la clase Eilat (Sa’ar 5), construidas para la Marina de Israel por la empresa estadounidense Huntington Ingalls Industries y que destacan por sus sistemas de guerra electrónica, además de por sus sensores, incluyendo un sonar remolcado diseñado por Rafael.

Israel selecciona el el APS Iron Fist Light Decoupled de Elbit Systems para el AFV Eitan

Las futuras corbetas se basarán en el concepto Sa’ar S-72, que lleva tiempo en estudio por parte de la empresa y que cuenta con una eslora de 72 metros, una manga máxima de 10,25 y un desplazamiento de apenas 800 toneladas, Israel Shipyards construirá unos buques con una velocidad máxima de 30 nudos y una autonomía de hasta 5.000 millas.

Como es tradicional en el estado hebreo, el punto fuerte de los nuevos buques será el armamento y la electrónica, que serán desarrollados íntegramente en Israel. Esto que permitirá al país potenciar significativamente sus capacidades de combate y su dominio sobre su Zona Económica Exclusiva, cada vez más importante para el país debido a los depósitos de petróleo y gas, a la vez que mantiene su independencia tecnológica.

El mito nuclear de Israel

Así, entre este armamento podremos encontrar dos montajes cuádruples para misiles antibuque AGM-84 Harpoon o Gabriel, de producción local, 16 misiles antiaéreos Barak, 6 tubos lanzatorpedos Mark 32 armados con torpedos Mark 46 y un cañón Otobreda de 76 milímetros. El radar principal, por su parte, será responsabilidad de IAI, en concreto un radar AESA EL/M-2258. Su tripulación estará compuesta por 50 almas entre oficiales, suboficiales y marineros.

Israel Shipyards es una de las mayores empresas privadas de construcción y reparación naval en el Mediterráneo Oriental. Además de las corvetas Sa’ar, construye patrulleros offshore, lanchas rápidas, remolcadores, y embarcaciones comerciales. Además de a la Marina de Israel, ha servido a clientes tanto estatales como privados en medio mundo.