Indra lidera el desarrollo de un sistema de protección electrónica clave para el dominio aéreo europeo

Se trata de una tecnología imprescindible para que las aeronaves puedan operar en zona hostil bajo la amenaza de sistemas de defensa antiaérea de nueva generación

 

  • Se trata de una tecnología imprescindible para que las aeronaves puedan operar en zona hostil bajo la amenaza de sistemas de defensa antiaérea de nueva generación.
  • España trabajará junto a Francia, Italia, Alemania y Suecia dentro de la Estructura de Cooperación Permanente de la UE en el desarrollo de este sistema puntero.
  • Estará preparado para integrarse dentro de la aeronave o ser portado en pods externos, de modo que se pueda adaptar a cualquier caza de la OTAN.

Indra lidera, bajo la dirección del Ministerio de Defensa Español, el desarrollo del que será el sistema de protección electrónica más avanzado del mundo. Los medios aéreos de combate europeos, tripulados y no tripulados, dependerán de esta capacidad para llevar a cabo con seguridad sus misiones en zona hostil y contar con superioridad en el espectro electromagnético.

Se trata de un proyecto que dirige España y en el que participan Francia, Italia, Alemania y Suecia. Los cinco países colaboran dentro de la Estructura de Cooperación Permanente de la UE (PESCO), una fórmula que permite a los países socios alcanzar acuerdos para avanzar en su integración en materia de defensa de forma rápida.

Los sistemas de defensa antiaérea de nueva generación blindarán el espacio aéreo de tal forma que ninguna aeronave podrá adentrarse en la zona que protegen.

El objetivo de este sistema es preparar las aeronaves para que puedan suprimir las defensas aéreas del enemigo (SEAD), escoltar a otras plataformas, realizar ataques no convencionales y dar soporte a ataques.

La tecnología que Indra desarrollará dentro de un consorcio formado por empresas europeas de defensa de primer nivel reforzará la seguridad de las aeronaves que participen en misiones internacionales, de vigilancia del territorio de la UE, o de cooperación transfronteriza.

El nuevo sistema será interoperable con los activos militares con los que cuentan los países OTAN. Esto facilitará su uso en operaciones que se desarrollen simultáneamente en múltiples dominios — tierra, mar, aire, espacio y ciberespacio.

El proyecto cubrirá el diseño, desarrollo y pruebas de concepto de la capacidad para interferir de modo múltiple los sistemas electromagnéticos del enemigo, cubriendo un amplio espectro de frecuencias. Esto incluye la capacidad individual de jamming, la de jamming conjunto con más plataformas y el jamming en modo escolta.

El sistema estará basado en las tecnologías existentes de última generación con las que la industria europea cuenta, incluyendo capacidades ciberelectromagnéticas.

El sistema seguirá un desarrollo modular, escalable y flexible para facilitar su integración en la aviónica de la plataforma o alojarse en pods externos. Se asegura así su compatibilidad con las distintas aeronaves que emplean los países aliados, tanto tripuladas como no tripuladas.

 

 

Un año clave para Indra

Indra es el coordinador nacional industrial español en el programa europeo de Defensa FCAS (Future Combat Air System), el mayor programa conjunto europeo de Defensa hasta el momento y el más ambicioso en términos de desarrollo tecnológico.

Es la única empresa española entre las cien principales compañías de Defensa del mundo. Ha desarrollado proyectos críticos para la defensa nacional de países de los cinco continentes, participado en los programas clave europeos y de la OTAN y cuenta con un equipo humano de alto valor añadido.

Indra participa en la actualidad en nueve consorcios del EDIDP (European Defence Industrial Development Programme) y actúa como coordinador en 3 de los 5 liderados por España, entre otros el programa PESCO para el Mando y Control Estratégico, probablemente el más importante de todos ellos, en el que participan España, Italia, Alemania, Francia, Luxemburgo y Portugal.

Su producto tecnológico (radares, defensa electrónica, mando y control, sistemas de misión, etc.), tiene un alto reconocimiento en la industria de Defensa. Además, participa en programas internacionales tanto europeos como el Eurofighter, A400M, NH90, Meteor o ESSOR, como no europeos y del entorno de la OTAN como el ESSM, FLEPS, ACCS y muchos otros.

Para saber más:

Guerra Electrónica. La gran ventaja rusa

El futuro del Ejército del Aire